Compromiso de adopci贸n

Adoptar a un animal no es algo puntual. Desde el momento que adoptas, la vida de un ser vivo pasa a depender totalmente de ti, su bienestar, salud y 谩nimo van a estar al nivel que t煤 le des el resto de su vida.

En muchas m谩s ocasiones de las que nos gustar铆a, el motivo por el que los perros entran al refugio es el abandono por parte de propietarios que no estaban preparados para tener un perro. Por ello, antes de de adoptar por impulso te pedimos que leas y asimiles bien la informaci贸n que te damos a continuaci贸n, ya que es un compromiso que pedimos a TODOS los que solicitan adopci贸n.


  1. 驴Es tu situaci贸n la adecuada? 驴En qu茅 momento de tu vida est谩s? 驴Est谩s lo suficientemente estable como para tener un perro? Son preguntas que deben venirte a la mente al pensar en adoptar. Por muchas ganas que se tenga de tener un animal, y sabiendo toda la alegr铆a que aporta, a veces no pensamos que este va a convivir con nosotros el resto de su vida, que pueden ser hasta m谩s de 15 a帽os. Si tu plan de vida futuro conlleva ir de un sitio a otro sin parar, es posible compaginarlo con tener una mascota, 驴pero tienes los medios? Si acabas de independizarte y quieres un perro que te haga compa帽铆a, puede estar bien, 驴pero podr谩s dedicarle todo el tiempo que necesita? Piensa de forma realista en tu situaci贸n actual y en si podr谩s soportar la carga de tener una vida bajo tu responsabilidad.


  1. La personalidad de un perro determina c贸mo se comporta, pero la tuya tambi茅n. Tus h谩bitos pasar谩n a ser los suyos, y si entran en conflicto con su car谩cter puedes encontrar problemas. Todos los perros son maravillosos, pero un perro que tenga mucha energ铆a tendr谩 problemas con alguien que no lo saque a hacer todo el ejercicio que necesita, por ejemplo. Es importante que adoptes un perro con necesidades que t煤 puedas satisfacer con facilidad.


  1. El espacio tanto de tu casa como de sus alrededores es otro factor muy importante. En cuanto al tama帽o de la casa: es relativo. Cualquier perro cabe en cualquier vivienda, pero si quieres tener un perro grande en un apartamento peque帽o tendr谩s que sacarlo muy a menudo para que ejercite lo que debe. Facilita mucho que la casa est茅 preparada para la llegada del nuevo miembro de la familia, en la medida de lo posible (habitaci贸n especial, camas, juguetes, espacios seguros, etc.). Otra cosa a tener en cuenta es tu localizaci贸n, si est谩s cerca de veterinarios de confianza, si hay parques cerca... Tendr谩s que ponerte en la mentalidad de propietario de mascotas y saber qu茅 servicios que requiera tu perro tienes alrededor. Tambi茅n es recomendable que si uno de nuestros perretes tiene miedo de los ruidos fuertes no vaya a vivir en el centro de una ciudad abarrotada, o de hacerlo, que lleve un adiestramiento muy intensivo.


  1. El dinero y los medios, aunque sea injusto, tambi茅n van a determinar el bienestar de tu mascota. Es muy caro mantener a un animal, no solo hay que pensar en el precio del pienso mensual. Al igual que los humanos, un perro se encapricha, hace trastadas en casa, se pone enfermo, tiene accidentes... Todas estas cosas incurren en gastos muy elevados a los que hay que estar preparado, ya que si no tienes dinero para afrontarlos las consecuencias pueden ir desde algo tan tonto como una tele destrozada que no recuperar谩s, hasta no poder pagar un tratamiento que podr铆a salvar a tu perro de una enfermedad y se tome la decisi贸n de ponerlo a dormir. Piensa bien las posibilidades.


  1. Es importante conocer la raza/cruce. Pero no por ser agresivo o no (esto no depende de ninguna raza), sino por las caracter铆sticas espec铆ficas tanto f铆sicas como de personalidad de cada raza. Tenemos que pensar que las razas son obra del ser humano, cuidadosamente criadas durante generaciones para que ejerzan funciones espec铆ficas. As铆, nos encontramos que los perros de pastoreo suelen ser muy activos, en茅rgicos e inteligentes, o los perros falderos que suelen ser m谩s tranquilos y perezosos, y no les llama tanto el ejercicio. Esto no determina el car谩cter final de un perro, pero es importante tenerlo en cuenta para saber de d贸nde pueden venir posibles comportamientos y para prever ciertas necesidades que nuestro perro pueda tener (ejercicio, alimentaci贸n, problemas gen茅ticos). Todas las razas y los cruces son al final perros, todos fieles y amorosos, pero eso no quita que tengamos que informarnos para conocer al m谩ximo a nuestra mascota, para mejorar su vida.

Hay que tener todos estos factores en cuenta antes de adoptar. Nada nos gusta m谩s que ver salir a uno de nuestros perros del refugio para entrar en una familia, pero no damos ninguna adopci贸n si no sabemos con certeza que esa vida va a ser mejor que la que llevan en el refugio.

Y lo m谩s importante, NO ADOPTES si:

  • Si no puedes asegurar que tu perro pueda vivir contigo al cambiar a una vivienda de alquiler.

  • Si esperas cambiar de trabajo y crees que las condiciones no te permitir谩n atender a tu perro como antes.

  • Si piensas tener hijos y no te planteas solucionar los conflictos que puedan surgir.

  • Si crees que el lugar de un perro es el patio o el jard铆n (por muy grande que sea).

  • Si crees que pegarle a un animal es un acto que "entienden" porque "hablas en su idioma".

  • Si consideras la eutanasia como soluci贸n a un problema de salud de tu perro.

  • Si no recurrir铆as a un adiestrador o et贸logo para solucionar problemas de comportamiento.

  • Si no puedes asegurar la calidad de vida de tu perro ante una posible ruptura de pareja.

  • Si piensas que tendr谩s un cachorro de por vida y no envejecer谩.

  • Si no est谩s convencido y no te comprometes al 100% con la vida que est谩s adoptando.

Los perros que damos en adopci贸n forman parte de nuestras vidas, son nuestros y los queremos como a cualquiera de los perros que tenemos en casa, por ello queremos un compromiso total del adoptante que se lo lleve. Todos ellos ya fueron abandonados una o m谩s veces, y bajo ning煤n concepto permitiremos que vuelvan a la calle o sufran.

S茅 responsable. S茅 consciente. La vida de un animal depende de ello.